Colección de Artículos sobre Politing , en el encontrarás mas de las herramientas necesarias para competir en forma efectiva (eficiente y eficaz) en los tres campos de la política.

Carlos Salazar-Vargas
Todos los Derechos Reservados por la Ley.
Marca Registrada
www.carlosalazarvargas.org

jueves, 16 de enero de 2014

Las “Políticas Públicas” y los “Valores”: Dos áreas muy relacionadas


“Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar
que todo está perdido y hay que empezar de nuevo” Julio Cortazar

Una política pública es un “conjunto de sucesivas respuestas del Estado (o del gobierno de tuno) frente a situaciones socialmente problemáticas” (Salazar, 94). Así concebida, involucra tomar decisiones desde el mismo momento de elección y valorización de las necesidades de un sector concreto y específico de la sociedad, hasta que se termine dicha política pública porque cumplió su propósito. Y es que el impulso activo de los valores tiene un peso decisivo en todo el “proceso integral de políticas públicas”, hasta el punto de que ellas reflejan no sólo los valores más importantes de una sociedad, sino que ponen de presente la necesaria elección entre ellos, al asignar prioridades en una decisión determinada. Para constatarlo, lo invito -apreciado lector- a detectar cómo los valores (incluidos en decisiones) se hacen presentes, reales y tangibles en todas y cada una de las ocho (8) etapas del “proceso integral de políticas públicas”. Miremos cómo:   

(1) Identificación del problema. Lo inicial, es identificar y especificar los problemas cuyas soluciones (en forma de políticas públicas) determinarán los objetivos y metas. Aquí la toma de decisiones -donde los valores son la base-  es muy obvia.
(2) Establecimiento de la Agenda gubernamental. Sólo algunos problemas (de todos los que existen) reciben la consideración de los decidores. Ello  requiere estructurar la agenda de gobierno, donde el proceso decisorio y valoral es básico. 
(3) Formulación. Comprende la creación, identificación y apropiación de los cursos de acción propuestos, para resolver/mejorar los problemas públicos. En esta etapa también, los valores -enmarcados en las decisiones- son prioritarios.
(4) Adopción. Decidir la alternativa de política pública que se empleará para solucionar ese problema específico. La toma de decisiones valórales, es bien clara.
(5) Implementación. Toda política pública se pone en marcha por medio de organizaciones, por eso, esta etapa es sinónimo de administración y la atención se centra en lo que se debe hacer para aplicar lo formulado.
(6) Evaluación. Determinar y decidir cuáles fueron los logros de la política pública. Obviamente, el aspecto valoral en las decisiones, también está implícito.
(7) Análisis. Responde a la pregunta: cómo y por qué se cumplieron (o no) las metas de la política pública. Tanto decisiones como valores relacionados, aparecen claramente.    
(8) Terminación. Decidir por qué, cómo y cuándo, se debe finiquitar esa política pública, inevitablemente, con lleva tomar decisiones y estas están basadas en valores.   

Y es que toda política pública implica tomar decisiones y éstas -siempre- están basadas en valores. Así, un método de educación en valores (tal como “ExE”:  www.educacionporlaexperiencia.mx) es fundamental para hacer políticas públicas que verdaderamente formen mejores seres humanos que ayuden y puedan construir una mejor nación. Definitivamente, una buena educación en valores es como una fuerte gripa: quien la tiene no la puede ocultar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario